viernes, 4 de julio de 2008

Planes inesperados.

(...Continuación...)

Es muy dificil encontrar las palabras para describir lo que sucedió esa noche.
Es bastante complicado entender cómo algo que parecía ser perfecto lograba en tan poco tiempo entrar en un universo sin sentido.Peor aun, no entiendo cómo dejé que pasara, pero en muy pocas horas sentí que había perdido las riendas de mi vida y que se las había entregado a un completo extraño, que me estaba conduciendo hacia un delirio incomprensible.

Esa noche, luego de besarnos fogosamente en el boliche, procedimos a las presentaciones correspondientes:

Chico lindo: ¿Cómo te llamas?
Dago: Dago... ¿Vos?
Chico lindo: Fernando. No soy de acá, vengo de Esperanza, un pueblito de Santa Fe. Ese que estaba conmigo es, o era, mi novio... Ya no sé.

(Auch! cuánta información junta!)
Dago: Ajá... Pobre tu novio, a mi no me gustaría ver a mi chico besándose con otro al frente mio.
Chico Lindo: Supongo que por eso se fue. Me dejó diez pesos, serán para el taxi. Pero el tema es que yo estaba parando en su casa. Ahora no creo que pueda volver, vos no tenés un lugarcito para mi?

En este punto había hecho la carita del Gato con Botas de Shrek II. Se darán cuenta que no pude negarme a su "auto-invitación".

Fuimos a casa. Consumamos todo lo que habíamos deseado en el boliche. Extenuados nos quedamos dormidos. Como es mi costumbre, me levanté más temprano, desayuné mientras lo miraba dormir. Yo seguía obnubilado por su belleza, y trataba de disfrutar la fantasía, porque sabía que, igual que Cenicienta, el hechizo iba a durar poco, él tenía novio, era de otra provincia; no había lugar para las ilusiones. Pero las ilusiones habían entrado sin permiso, nadie las llamó, pero yo ya me estaba imaginando cómo sería ese pueblito santafesino, y si su madre me caería bien, o lo que es más, si yo le caería bien a su madre.

Los arrumacos, los besos, las caricias y la ternura inagotable se sucedieron hasta entrada la tarde. En ese momento él comenzó un monólogo donde me confesó una serie de "planes" que tenía para su vida.... Planes en los que, por alguna extraña razón que desconozco, me incluían a mí... Planes maquiavélicos, perfectamente premeditados, organizados en cada uno de sus detalles. Planes descabellados, insensatos, incoherentes... Planes en los que él disponía de mi sueldo, de mi tiempo, de mi casa, de mi futuro, para poder concretar su anhelo de mudarse a Córdoba en dos años... Planes en los que yo sólo era una pieza de un engranaje que ya estaba en funcionamiento...

"Yo me vengo a vivir acá, vos me mantenés un año hasta que termine el secundario, yo después busco trabajo y empiezo la facu..."

"¿Querés que tengamos un perro? Yo prefiero un labrador, pero si querés te dejo elegir a vos?".

"¿Cuánto ganás? Porque ahora seríamos dos."

"Tendría que hablar a mi casa. ¿A esta altura del año puedo pedir el pase, no? El Carbó es buen cole... ¿me averiguarías el lunes cómo tengo que hacer?"

"te parece un departamento en Nueva Córdoba? nos podríamos mudar!... me gusta más ese barrio, a demás, quiero un balcón..."

Y podría seguir, pero no me animo... Mi cara se desfiguraba a cada instante, y de a poquito me iba alejando mientras me ponía mi ropa, y le "insinuaba" que tendría que ir a arreglar las cosas con su novio, porque se debería estar sintiendo muy mal en este momento, quizá esté preocupado...

Y aquí vino la gota que revalsó el vaso, porque hasta el momento todo había sido palabrerio sin sentido que se resolvía con pegarle una patada y no darle más bola, pero sin ningún tipo de reparo me dijo:

"Lo peor... es que mi ex-novio (a esta altura ya era EX, de lo que deduzco que yo era EL ACTUAL)... me iba a pagar el viaje de vuelta. No creo que me perdone. Y tengo que volver a mi casa... vos no... vos no me pagarías el viaje? son Veintitres pesos no más..."

(Ahhhh no!!!! cualquier cosa menos plata!!!!.... )

Ahí me puse firme y le dije "va a ser mejor que te acompañe hasta la casa de tu novio, que arregles tus cosas..."

"¿Pero no la estamos pasando bien?"

"¡Genial!... Pero insisto... Te acompaño. Pensá en él, no es justo lo que le estás haciendo." (Y ni sueñes que te voy a pagar el viaje....)

En el momento en que cruzó el umbral de mi puerta, sentí que volvía a tener control sobre mi vida.
Respiré aliviado...
borré su número de mi celular...
A la media hora comenzó a sonar...
Era un número que no conocía...
... Yo a desconocidos, nunca les atiendo el teléfono.

16 comentarios:

Cookie dijo...

jejejejejeje

Y lo bien que hiciste!
Era un vividor!!
Te iba a exprimir como a una naranja!!

Lo bueno, hay que reconocércelo, es que podías elegir el perro. Un labrador, no?

jajajuajajajajajajaajaja

vero dijo...

cagate por salir con un pendejo
y meter cualquiera a tu casa
algun dia te pueden matar o robar o oo puede caer el novio a buscarlo y cagarte a trompadas.

y pobre no podes tener tantas expectativas, parece una pendeja de 15 que se da un beso yy a se quiere casar...
Seguro su novio es bastante mas experto en el tema y lo tiene convencido que la vida es asi...
esa gente, se tiene que morir

Tarado, bronceado, aburrido dijo...

Pero qué atrevido el santafesino!!!

Bueno, al menos estaba lindo, parece.

Recordá eso y olvidáte lo otro :P

Dago dC... dijo...

Cookie: ME EXPRIMIO COMO UNA NARANJA...ejejejeje....

Vero: auch! me hiciste pelota con tu comentario! ahora me siento rete mal!

TBA: que no te quepa la menor duda! estaba barbaro y me lo comi como a un duraznito maduro...

Clau dijo...

La sabiduría popular ya lo dice: "el que duerme con niños amanece meado"... Todo bien, todo lindo, pero no dejés a cualquiera entrar en tu casa!!! y de noche!!!! Ya te veo como en la escena de El Padrino, con la cabeza sangrante del caballo durmiendo al lado (eso mientras sea la cabeza del caballo y no alguna otra cabeza a la que le tengas MUCHO más aprecio...jejejejej)

Javo dijo...

Te digo me rei muchisimo con el posteo, pero ahi algo, como decia vero, no solo el novio, por lo q se desprende del relato el niño era menor, podias ir en cana si el novio se recalentaba y ni siquiera te iba a pegar, te denunciaba y cayetano a la sombra.
Por ahi es mejor un veterano flojito a que un pendejo hermoso.
JAvo

Dago dC... dijo...

Clau: era de mañana...de mañana...jejeje!

Javo: no era menor de edad, estaba atrasadisimo en la secundaria.Se habia tomado unos cuantos años sabaticos, y otros se quedo y etc... en suma, tenia 19.

Anónimo dijo...

Jajajajaj, era cuelquiera el vago...
Una corrección, es santafeSino, no santafecino :P
Beso. Tanita

Dago dC... dijo...

Tanita! gracias por la corrección, ya esta salvada... Igual, que sea la última vez...la próxima al mail! jajajaja naaaa todo bien!!!!! es mejor corregirlo antes que se de cuenta alguien más! besos, gracias por leer...

Javo dijo...

Quiero mas, me encanta y te lo dije por msn, sos un capo y me haces reir muchisimo.
Ademas me haces recordar ciertas situaciones parecidas vividas y me rio. Sos un genio escribiendo y me encanta.
Besoso
Javo

Anónimo dijo...

Ah!!! bue!!!

después dicen que la gente no quiere compromisos...

jajajaj!

me encnta leerte, me divierte la manera en que contás lo que te pasa!

Saludos!

Vic

nosotras dijo...

Te dejo un consejo...
A quienes no quieras atender en el celu, en lugar de borrarlos ponele de nombre" NO ATENDER" , puede ser ccualquiera de tu lista.

Saludos
Una de nosotras

Julia dijo...

Me sumo al consejo de nosotras. Es mejor tener identificado a quién no queremos atender. De paso no te quedas con la intriga de quién llamó y atendés tranquilo.

Cookie dijo...

Pasá por mi blog que tenés un premio, che. Para que vea como se te aprecia por mi barrio. :P

Dago dC... dijo...

Javo: Habrá más...Habrá más...pero paciencia!!! no es tan facíl recuperarse de las cosas que me pasan, para poder escribirlas.. .piensen que antes del humor, todo esto fue un drama!!!!

Vic: mil gracias!!!!... sigame leyendo! ja! y este chiquito no quería compromiso, quería un padre que lo mantenga!... y yo, PASO!

Una de ustedes y Clau: ja! buena idea, lo voy a poner en práctica; aunque tengo un don natural para recordar los número de teléfono, podría identificar a cualquier contacto por los últimos 3 dígitos de su celular (la cagada es cuando esos dígitos se repiten, y me ha pasado...)

Cookie: Te amo! sabelo! jajajaja.... y mil gracias!

El Humanista dijo...

excelente relato....
me sentí identificado en algunos aspectos jajaja
ese aspecto de "radiador" que barbaro, de todas formas estoy de acuerdo con el dicho por ahi arriba, "el que se acuesta con...." ese pibe puede tener 40 y ser un pendejo (de hecho tengo una teoria al respecto jaja)

me gustó mucho el final que le diste

recuperar la vida.........