jueves, 4 de diciembre de 2008

Nada que ver...

Nada que ver con mi blog, pero fue la conversación más delirante, bizarra y extraña que escuché en mi vida:

"Nena, porque te demorás tanto...acaso sos mogólica."

"Si señora, soy mogólica."

"¡Ahhh! ¡Yo pensé que eras coreana!"

"Si, si... También soy coreana."

Ahora: hay que tener mala suerte para haber nacido coreana y encima mogólica... (o mogólica y encima coreana... no sabría bien como decirlo).
Sin embargo, un monumento a la coreana mogólica, porque nunca me reí taaanto en mi vida...
La cara de la vieja: IMPAGABLE.

3 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

Jajajajajaajja....

Dago, no existe la posibilidad de que sea sólo coreana? Porque si es así se merece un premio ;)

SiL dijo...

no entiendo la palabra "mogolica" y diganme "mogolica" pero no la entiendo jaaaaaaaaaaaa.

Cookie dijo...

Re copada la mina y la vieja, una vieja de mierda, para variar.

:P