miércoles, 19 de marzo de 2008

El esperpento adiposo....

Siempre que termina un año nos proponemos cambiar, empezar distinto, revisamos nuestros errores y pretendemos corregirlos; el famoso Balance.... Yo en cambio, el 2007 lo terminé metido en un chat, evitando cualquier tipo de "reflexión" sobre lo que fue y lo que será, puse el cerebro en automático y me dediqué a hablar con una manada de espécimenes que buscaban "terminar el año cogiendo, para empezar el nuevo cogiendo también"... (según parece hay una regla que dice que el primer día del año define cómo van a ser los demás 364 días... y por lo visto, me la voy a pasar chateando... y encima, año bisiesto...!!!). Pero no me bastó con gastar fortunas en charlas insulsas, sin sentido, y aburridas.... NO! tuve que ir mas lejos, no pude con mi genio.... y organicé un encuentro... Si... 31 de diciembre, 34º de temperatura (ni hablar de la sensación térmica...) y yo metido en un monoambiente diminuto... (diminuto en serio...) con un esperpento adiposo que no dejaba de hablar de lo feliz que había sido esos cuatro años y medio que estuvo de novio con su ex...

Y como a mi nunca me alcanza.... el primero de año, fuimos juntos a la pileta... y no sólo eso, a partir de ahí le presenté a todos mis amigos, lo invité a mi cumpleaños, conoció la casa de mi señora madre, fuimos al campo juntos y compartimos una caminata de 5 km.... y como si fuera poco, hicimos intercambio de ropa interior... si, como lo leen... yo usé sus boxer tamaño "carpa circense" y el hizo un esfuerzo sobre-humano para embutirse en un 28 "línea al cuerpo".... y así quedó, igualito, pero con mucha menos gracia....


Pero en fin... eramos taaaaaaaannnn felices juntos...!!!!!!!
Aun así, la regla de oro se cumplió al pie de la letra... "todo lo bueno tiene un fin..." Y por el bien de mi salud mental, de mi placard, y de lo poco que conservo de dignidad, esto terminó rápido....
Él se esmeró para hacer todo lo que estaba a su alcance para que yo desistiera de la idea de seguir compartiendo mi soledad con él.... Y yo, yo cometí el gravisimo error de confiar y como si hiciera años que estábamos saliendo dejé ropa, ropa nueva... y esa que uno adora... ahí, en su casa... atrapada... y ahora él la conserva cual rehén, y se desapareció de la faz de la tierra, se mudó, su teléfono pasa automáticamente al contestador, y me eliminó del msn...! Sólo me queda una opción, encadenarme en la puerta de su trabajo, para que vayan las cámaras de televisión y no moverme hasta recuperar mi remera, mis dos boxers, un par de ojotas, una bermuda y un Cd.
Cuando te dicen que hay que saber depositar confianza, nadie dice cuál va a ser el interés... y encima a mi, a mi me agarró el corralito....

Lecciones:
1- Las prendas íntimas, son íntimas por una razón,¡NO SE PRESTAN!, no importa cuánto insistan, ni cuántos días haga que tiene puesto ese slip... Son íntimas y punto...
2- Por más que lo parezca, dejar una remera nueva en la casa de alguien que hace dos días conoces no es un acto de confianza, ES UN ACTO DE ESTUPIDEZ.
3- Hacer caso a Cormillot, las grasas en exceso hacen mal! la próxima vez que me junte con alguien voy a tomarme el trabajo de calcular el índice de masa corporal...

1 comentario:

CookieTime dijo...

Dos minutos acá leyendote y ya el segundo coment. Sigo riendome!

Totalmente cierto lo de...

"Cuando te dicen que hay que saber depositar confianza, nadie dice cuál va a ser el interés... "

Tela robo para mi MSN!!!